• Telefono
  • donacion
  • Se Voluntario

Historia de Cruz Verde Salvadoreña

Cruz Verde Salvadoreña ha pasado por diversas etapas para su formación, sin embargo sus creadores tuvieron como motivación el ayudar a las personas, ese altruismo da origen una institución que se pone a disposición de atender emergencias que ocurren día a día en nuestro país y asi salvar muchas vidas. le invitamos leer sobre la nuestra historia.


En El Salvador, los fundadores de Cruz Verde Salvadoreña son José Luis Salazar, Godofredo González, Alexander Funes y  Douglas Martínez. Actualmente, todos ellos aún forman parte de la cabeza de la institución. En 1970 nace la idea de crear una institución de socorro en Santa Ana, departamento ubicado en el occidente del país. Después de años de funcionamiento se extendió en todo el territorio salvadoreño; así lo asegura José Luis Salazar, fundador y Síndico de Cruz Verde Salvadoreña. (S. Comunicación personal, 12 de septiembre de 2017).


Todo comenzó cuando José Luis Salazar, a sus 15 años de edad, vio la falta de personas dispuestas a brindar ayudar humanitaria a víctimas de accidentes de tránsito o ataques; asimismo, se vio sorprendido por ver como algunos socorristas de Cruz Roja actuaban, por lo que decidió hacer lo mismo o mejor a través del voluntariado. Menciona Salazar que junto a un grupo de amigos decidieron llamar a este grupo de voluntariado como Cruz Verde.  Al ver este símbolo en alguna industria o fábrica en aquel momento. El uniforme consistía en un  pantalón color verde olivo y  camisa blanca; no fue hasta el año 1978, que el color de la indumentaria fue cambiado a beige por completo para lucirlo con disciplina y elegancia para todos los voluntarios, luego de culminar los 6 meses de capacitación para posteriormente graduarse en un acto público celebrado en el parque del centro histórico de Santa Ana.


Durante el conflicto armado en el país, Cruz Verde y Comandos de Salvamento eran confundidos por la población de aquella época debido a la similitud en el uniforme y emblema de ambas instituciones. Lo anterior, exigió a ambas instituciones a cambiar el uniforme de Cruz Verde a color blanco con el propósito de transmitir paz, mientras que Comandos de Salvamento mantuvo su uniforme de color amarillo como símbolo de solidaridad, así comenta Laura Dima, Encargada de Prensa de Comandos de Salvamentos, (D. Comunicación personal, 4 de septiembre de 2017).


En mayo de 1979, miembros de Cruz Verde organizaron una reunión en el Ministerio del Interior ubicado en Santa Ana; dicho procedimiento tenía el propósito de fundar y legalizar a la institución a partir del establecimiento y conocimiento de sus estatutos. Finalmente, el 8 de abril de 1980 surge, al fin, el acuerdo del poder Ejecutivo; posteriormente el 3 de mayo de ese mismo año, día festivo alusivo a La Cruz, es cuando Cruz Verde Salvadoreña obtiene el aval como una institución legal al servicio de la población. Dicho nombramiento fue publicado en el acta de nacimiento en el Diario Oficial.


Operando a nivel nacional, en 1980 se fundó la filial en San Salvador. Ya en la época del conflicto armado, Cruz Verde generó una relación con personas extranjeras residentes en nuestro país, ayudándoles a desplazarse a refugios cercanos y  brindándoles alimentación y medicinas. Y es así como distintas instituciones deciden apoyar la causa de Cruz Verde Salvadoreña. Algunas de las instituciones que se unieron a su causa fueron: CONADE (Comisión Nacional de Desplazados) y CRS (Catholic Religion Service), una misión religiosa internacional.


En el año 1982, se funda Cruz Verde en Honduras en el mes de mayo; iniciando sus operaciones en San Pedro Sula y su sede central se encuentra en Tegucigalpa. Miembros de Cruz Verde Salvadoreña fueron invitados a la fundación, sin embargo, actualmente, no mantienen una ningún tipo de comunicación ni relación cercana.
Durante el terremoto del año 86, Cruz Verde tuvo un papel sobresaliente en las labores de rescate  y ayuda humanitaria. Desafortunadamente, perdieron algunas seccionales; una de ella fue la seccional de Santa Anita. Los elementos de CVS se enfocaron en rescatar vidas, ayudar a las víctimas con traumas nerviosos y recuperar cadáveres de los escombros en el departamento de San Salvador.  Se concentraron en distintos puntos para operar, entre ellos: Hotel Gran Salvador, Edificio Dueñas frente a Plaza Barrios, Edifico Rubén Darío. Para lograr una mejor operación, se unieron a una brigada internacional llamada “Los Topos de México”, culminando sus servicios aproximadamente 2 meses después,  según Luis Salazar, fundador de Cruz Verde Salvadoreña (S. Comunicación personal).


En 1992, la institución sufrió una crisis post guerra dado que al finalizar la guerra civil en El Salvador, ya no había financiamiento para que Cruz Verde pudiera seguir operando con normalidad. La ayuda de parte de la Cooperación Internacional que tenían en ese momento provenían de: Médicos del Mundo de Francia y Oxfam de América, entre otros se retiró.


Debido a esta situación, no fue posible renovar los contratos al personal y  rescatistas asalariados, por lo que muchos de ellos fueron despedidos. “Cruz Verde inició a trabajar solo con voluntarios desde ese momento que la ayuda de movimientos e instituciones se cancela al finalizar la guerra” manifiesta Salazar.
Cruz Verde tuvo un importante papel durante el huracán o tormenta Mitch que afectó al país en 1998. Se movilizaron elementos a diferentes sectores geográficos, específicamente en la zona oriental, colaborando  con equipos de rescate, medicinas, ropa, alimentación para los refugiados en los albergues. “Durante el huracán Mitch yo estaba sirviendo como voluntario, ayudamos a muchos afectados en Chirilagua, Chilanguera, San Marcos Lempa y otros” declara Luis Laínez, Presidente de Cruz Verde Salvadoreña (L. Comunicación personal, 14 de septiembre de 2017).


15 años después, Cruz Verde Salvadoreña tuvo una prueba más durante el terremoto magnitud 7.6 grados Richter que afectó al país en 2001. Se concentraron como institución de socorro en el principal escenario del desastre ubicado en Las Colinas de Santa Tecla, área afectaba por un desprendimiento de tierra que dejó como saldo fatal a más de 600 personas soterradas tras el sismo. Un aproximado de 100 elementos de CVS trabajaron día y noche con relevos; su función principal fue recuperar cadáveres; así confirma Luis Laínez, Presidente de Cruz verde Salvadoreña. (L. Comunicación personal, 14 de septiembre de 2017).


Como parte de su incursión en el crecimiento dentro del ámbito de ayuda humanitaria en El Salvador, Cruz Verde Salvadoreña realizó diferentes gestiones administrativas y coordinó un cabildeo con los diputados de la Asamblea Legislativa en agosto de 2002 para el financiamiento de su primer proyecto económico por la Asamblea Legislativa. Dicha propuesta fue aprobada hasta el año 2003. La inversión obtenida se utilizó para renovar distintas áreas de las seccionales de Cruz Verde, entre ellos los equipos de rescate y guardavidas, herramientas administrativas etc., quién de acuerdo a Luis Laínez, en ese momento comienza a ejercer su función como Presidente de la Junta Directiva.


Fue hasta el año 2005 que la institución Cruz Verde Salvadoreña pudo recibir una única intervención profesional de comunicación, la cual fue realizada por catedráticos y estudiantes de Periodismo de la Universidad de El Salvador, brindando asesoramiento en la identidad institucional, vocería, creación y diseño de página web entre otras herramientas. En la actualidad, después de 47 años de existencia, Cruz Verde Salvadoreña, que inició siendo un  proyecto de jóvenes, continúa siendo una institución que brinda atenciones pre-hospitalarias, rescates y otros servicios, a quienes lo necesitan


El Comité de Emergencias Nacional (COEN) ahora es conocido como Protección Civil; una organización encargada de administrar y coordinar las acciones de prevención de desastres y emergencias en todo el país en función de salvaguardar la vida y proteger los bienes de los habitantes de El Salvador. Para ello, se unieron todas las instituciones de cuerpos de socorro sin omitir la personalidad jurídica e identidad de cada una. Y efectivamente, Cruz Verde Salvadoreña forma parte, al igual que Comandos de Salvamento, Cruz Roja Salvadoreña, Bomberos Nacionales y la Policía Nacional Civil.


Asimismo, Cruz Verde Salvadoreña también pertenece al Grupo USAR El Salvador (Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano). El grupo USAR está conformado por personal del Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Cruz Verde, Comandos de Salvamento, Policía Nacional Civil, Ministerio de Salud, Ministerio de Obras Públicas. Todos capacitados para operar en el territorio nacional y brindar apoyo humanitario en otros países cuando sea requerido.  Este grupo de rescatistas inició operaciones en mayo del 2010, tras el terremoto en Haití en la localización, estabilización y extracción de víctimas atrapadas en estructuras colapsadas.


En junio de este 2017, Cruz Verde Salvadoreña obtuvo el premio Caoba, haciéndoles acreedores a la suma de ciento cincuenta mil dólares en el Concurso “Ayudando a quienes ayudan” organizado por Fundación Gloria Kriete. Este evento es realizado anualmente desde el año 2006, con el objeto de motivar a las instituciones sin fines de lucro y otorgar un reconocimiento a su excelente labor que influye en la vida de todos los salvadoreños. Este premio fue utilizado para fortalecer la institución con nuevas ambulancias y equipo, mejorando así la atención a los pacientes.